Mitos y Realidades Sobre la Actividad Física | Medix

ocupacion.png
1. En la actualidad, estoy muy ocupado para hacer actividad física, además de que se requiere mucho tiempo.

Para mejorar y mantener tu salud bastan 30 minutos de actividad física de intensidad moderada 5 días por semana.

Sin embargo, esto no significa que la actividad física deba realizarse siempre durante 30 minutos seguidos.

Puede irse acumulando a lo largo del día: por ejemplo, 10 minutos de caminata a paso rápido tres veces al día, o 20 minutos por la mañana y otros 10 más tarde.

Aunque estés muy ocupado siempre puedes encontrar en tus rutinas diarias 30 minutos para realizar una actividad física que mejorará tu salud.

mas_activo.png
2. Ser más activo, realizar ejercicio es muy caro. Se necesitan equipos, ropa y calzados especiales, además de que se debe pagar por el uso de instalaciones deportivas.

La actividad física se puede realizar prácticamente en cualquier sitio y no necesariamente requiere equipo.

La actividad física más practicada y recomendada (caminar) es totalmente gratuita. Algunas zonas urbanas disponen de parques, paseos marítimos u otras zonas peatonales ideales para caminar, correr o jugar. No es imprescindible acudir a un gimnasio, piscina u otra instalación deportiva especial para mantenerse físicamente activo.

actividad_jovenes.png
3. La actividad física es para personas jóvenes. A mi edad, me deben preocupar otros temas.

La actividad física regular puede ser beneficiosa para muchas enfermedades no transmisibles frecuentes en los adultos mayores (enfermedades cardiovasculares, artrosis, osteoporosis, hipertensión), así como para prevenir las caídas. También se ha demostrado que mejora la salud mental y la función cognitiva de los adultos mayores y que contribuye al tratamiento de trastornos como la ansiedad o la depresión. De esta manera, la actividad física puede ser beneficiosa incluso cuando su práctica regular empieza a edades tardías.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Todo plan de reducción de peso deberá ser evaluado y aprobado por un profesional de la salud, consulte a su médico. La información de esta sección es con fines orientativos.