El Insomnio en el Climaterio, más que solo falta de sueño

El insomnio y el climaterio son muchas veces asociados como parte normal del proceso de envejecimiento o del agitado estilo de vida que llevamos y, por lo tanto, erróneamente normalizamos. De esta manera no solo no conocemos el verdadero impacto que tienen en nuestra salud, sino que desconocemos las opciones disponibles para tratarlos y así mejorar nuestra calidad de vida.

El insomnio, un trastorno frecuente

El insomnio es un trastorno del sueño presente en un 22.8% de las mujeres en México1, pero ¿qué es realmente el insomnio?, médicamente se define como el aumento del tiempo que transcurre desde que se apagan las luces hasta que se concilia el sueño, despertares nocturnos y/o la aparición de despertar temprano en la mañana. Pero para que sea considerado como insomnio, la temporalidad importa y debe estar presente 3 o más noches por semana durante 3 o 6 meses consecutivos.

El Insomnio y el Climaterio

Durante el climaterio, se ha observado que el número de mujeres que manifiestan insomnio aumenta significativamente, apareciendo en un 40 al 60% de las consultadas. Puede manifestarse como un cambio leve en el patrón de sueño, hasta cambios graves que contribuyen a una mala calidad de vida y que se asocian con otras características del climaterio como los bochornos, la depresión, entre otros.3

Muchas veces suele confundirse al climaterio con la menopausia, aunque siempre van de la mano, son distintas. El climaterio inicia entre los 40 y 45 años y abarca todo el periodo de transición entre la etapa reproductiva y la no reproductiva de una mujer, mientras que la menopausia se refiere al cese permanente de la menstruación. Por lo tanto, el climaterio es una fase, que comienza entre 5 a 8 años antes de la menopausia y puede prolongarse hasta los 65 años de edad.

Sin importar el sexo, los adultos mayores, en comparación con los adultos más jóvenes, exhiben una peor consolidación del sueño, con más episodios de vigilia y menor cantidad de sueño profundo.3 Pero en el caso de las mujeres, el mismo proceso hormonal por el que están cursando genera un empeoramiento durante esta transición.

Así, la alteración del sueño se ha convertido en un síntoma central relacionado con el climaterio, y su prevalencia varía según la etapa en la que se encuentra la mujer. En la reproducción tardía (<40 años) es del 16% al 42%, en la premenopausia (40-50 años) del 39% al 47%, y en la postmenopausia (55-65 años) del 35% al 60%.3

¿Qué función cumple la melatonina en el sueño?

La melatonina es una hormona producida en nuestro cerebro, que tiene un papel clave en la regulación del ciclo de sueño-vigilia, porque actúa como mediador de la luz externa para la adaptación natural a los ritmos diurnos y nocturnos. Cuando existe alteración en los niveles normales, ya sea por la interrupción en su liberación o por disminución en su producción, contribuye de manera esencial a la aparición del insomnio.4

producción de melatonina disminuye
La producción de melatonina disminuye con la edad, lo que puede ser parcialmente responsable de las dificultades de sueño que experimentan los adultos mayores.

Melatonina – Climaterio – Insomnio: interconectados

Con el inicio y la progresión del climaterio existe una desincronización del ciclo sueño-vigilia, expresada por la disminución progresiva del pico nocturno de melatonina.5 Lo que explicaría el aumento en el número de casos de insomnio durante este periodo de la vida.

Vínculo que se ha demostrado en estudios donde han observado que las mujeres climatéricas con insomnio generalmente tienen niveles de melatonina más bajos que las mujeres climatéricas sin insomnio.6

La melatonina, una opción de tratamiento

Control de estímulos
Tomando en cuenta la reducción de los niveles nocturnos de melatonina con la edad, especialmente en mujeres y en el climaterio, la opción de normalizar dichos niveles es una opción válida para el tratamiento del insomnio.

El uso de melatonina de liberación prolongada en mujeres durante el climaterio muestra una mejora general en el estado de ánimo y una mitigación significativa de la depresión. Seis meses de tratamiento, además pueden tener un impacto en la recuperación del equilibrio de otros ejes hormonales, como el tiroideo.5 Se indica su consumo alrededor de 1 hora previo a acostarse, aunque el mejor efecto se ve si se toma entre las 8 a 10 pm, en dosis entre 3 y 5 mg.7

Cuando se trata de elegir la mejor opción, se ha observado que la melatonina de liberación prolongada es la indicada, ya que puede mantener niveles normales de melatonina durante la noche por hasta 12 horas, siendo ideal para el insomnio, tanto en la inducción del sueño al acostarse, como en la mejora de los despertares nocturnos.8

El uso de melatonina por tal resulta un enfoque terapéutico racional para los trastornos de sueño de las mujeres en el climaterio6, mejorando la calidad general del sueño, sin riesgo de generar adicción y sin efectos secundarios molestos, como el adormecimiento durante el día.

Si te encuentras en esta etapa de transición en tu vida, consulta con tu médico. La melatonina de liberación prolongada puede ser un gran apoyo para hacer este periodo más llevadero y con menos impacto en tus actividades diarias por un sueño poco reparador.

Fuente:

  1. Guerrero-Zúñiga S, Gaona-Pineda EB, Cuevas-Nasu L, Torre-Bouscoulet L, Reyes-Zúñiga M, Shamah-Levy T, Perez-Padilla R. Prevalencia de síntomas de sueño y riesgo de apnea obstructiva del sueño en México. Salud Publica Mex. 2018 May-Jun;60(3):347-355.
  2. Ciano C, King TS, Wright RR, et al. Longitudinal study of insomnia symptoms among women during perimenopause. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs 2017;46:804–13
  3. Shaver JL, Woods NF. Sleep and menopause: a narrative review. Menopause. 2015; 22(8):899–915.
  4. Matheson E., Hainer B. L. Insomnia: pharmacologic therapy. Am. Fam. Physician. 2017; 96, 29–35.
  5. Bellipanni G, Bianchi P, Pierpaoli W, Bulian D, Ilyia E. Effects of melatonin in perimenopausal and menopausal women: a randomized and placebo controlled study. Exp Gerontol. 2001; 36:297–310.
  6. Brzezinski A. ‘Melatonin replacement therapy’ for postmenopausal women: is it justified? Menopause. 1998;5(1):60–4
  7. Rohr U, Herold J. Melatonin deficiencies in women. Maturitas 2002;41(suppl 1):S85-S104.
  8. IPP Cronocaps. Productos Medix S.A. de C.V.

Todo plan de reducción de peso deberá ser evaluado y aprobado por un profesional de la salud, consulte a su médico. La información de esta sección es con fines orientativos.